El sector eléctrico calcula que el nuevo Gobierno debería subir la tarifa de la luz más del 12% en enero